La palabra mezcal, proviene del vocablo  náhuatl “mexcalli”; que significa literalmente “agave cocido”.  El Mezcal es una bebida espirituosa exclusivamente mexicana,  protegida por el gobierno con una Denominación de Origen, para su producción y a diferencia del Tequila, debe producirse de agave 100%;  actualmente se utilizan alrededor de 28 especies para su elaboración, siendo el Espadín, el más común.

A la llegada de los Españoles a México en el siglo XVI, quedaron asombrados con el pulque, sin embargo posteriormente descubrieron que la cocción del agave producía un jugo más dulce que al fermentarse, originaba una bebida a la cual denominaron “vino de mezcal”, misma que al pasar por un proceso de destilación química dio origen al Mezcal.

En 1656 la región de Tequila se convirtió en una reconocida productora de Mezcal debido al uso del agave azul y algunos otros ingredientes en su proceso de destilación, pero cabe mencionar que el Tequila es un Mezcal que raramente es 100% agave.

En México existen más de 600 marcas de Mezcal, de las cuales solamente 36 somos productores, los demás son rellenadores. (Fuente: Consejo Regulador del Mezcal).