Las características que actualmente identificamos como propias del mezcal, no siempre son señal de que la bebida que estás consumiendo sea de alta calidad.

El proceso de reconocimiento de un buen mezcal,  va más allá de una botella llamativa, un buen slogan o detalladas tomas de su proceso de fabricación.

En Casa Resiú Nayaá, tenemos el objetivo de promover la cultura del buen mezcal en México a través del conocimiento y valores esenciales de la bebida, por ello, te invitamos a descubrir algunos consejos infalibles para identificar un buen mezcal.

  1. El mezcal es una bebida de exclusiva fabricación de algunos estados de México, entre los que se encuentran: Durango, Guerrero, Guanajuato, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas.

Fuera de estos estados, aun cuando el proceso de elaboración y los ingredientes sean los mismos, la bebida no puede ser considerada “mezcal”.

  1. Busca en el envase del mezcal, el holograma del Consejo Regulador de Mezcal, el cuál es el organismo mexicano encargado de salvaguardar y garantizar la calidad y denominación de origen de la bebida.
  1. El mezcal es una bebida elaborada 100% de agave. Busca en la etiqueta el tipo de agave que compone esa bebida.
  1. Un buen mezcal, debe contener en la etiqueta el nombre y firma del Maestro Mezcalero que lo elaboró. Esto garantiza su calidad y la esencia de la marca.
  1. Para ser considerado mezcal, la bebida debe tener un porcentaje entre el 45% y 55% de alcohol.
  1. Observa el perlado (burbujas que se forman al agitar la botella) antes de hacer tu selección.
  1. El sabor ahumado del mezcal, no es característico de la bebida. Es más bien parte del proceso artesanal de su elaboración. Actualmente se han ido desarrollando métodos de cocción de la piña, para respetar más sus sabores originales.
  1. Identifica los aromas y tonos de la bebida. Un buen mezcal, está compuesto por una serie de notas para cada el olfato y el gusto, además del olor a alcohol. Si no logras identificar olores o sabores más allá de los etílicos, replantea tu decisión sobre esa bebida.
  1. Nunca tomes el mezcal de golpe. Para identificar todos sus aromas y sabores, toma un sorbo, y enjuaga tu boca antes de pasarlo, así prepararás tus papilas frente al impacto de alcohol.
  1. Te sugerimos degustar el mezcal, en una copa tipo flauta, ya que a diferencia del caballito tequilero o los vasos cortos, la copa permite que la bebida libere completamente sus aromas y concentre sus sabores.

Ahora ya lo sabes, intenta seguir estos consejos antes de comprar tu siguiente copa de mezcal y disfruta al máximo de esta bebida de los dioses.