La innovación surgió a nueve kilómetros de las grutas de Cacahuamilpa, Guerrero. Ubicado en una zona escarpada, Resiú Nayaá –la marca que con menos de dos años ha logrado el reconocimiento internacional gracias a sus productos–, abre sus puertas para mostrarle al mundo una nueva forma de hacer mezcal, con una infraestructura de gran nivel y alta tecnología, que no por ello aleja su elaboración de lo artesanal y donde lo artesanal no se contrapone a la limpieza.

Del zapoteco Resiú, que significa “fuerte”, y Nayaá, “claro,” la empresa tiene como objetivo mezcalizar a la gente, acercándola al conocimiento de este líquido para que sepa degustarlo y reconocerlo cuando se encuentra frente a uno de calidad; una bebida premium y espirituosa que, a diferencia de otras marcas, es una producción auténtica hasta la última gota.

Sus productos Resiú Nayaá, la destilería más grande de México, elabora mezcales de la más alta calidad, gracias a su proceso 100% artesanal se logra trasladar el espíritu del agave Criollo, agave Cupreata y agave Weber a la botella, presentando al mercado su línea premium.

Mezcal Nayaá Criollo: elaborado 100% con agave criollo.

Mezcal Nayaá Cupreata: elaborado 100% agave Cupreata

Mezcal Nayaá Weber: elaborado 100% agave weber.

En México somos únicos en destilar agave Criollo, sensacional destilado que muestra su nobleza y elegancia al paladar.

Línea joven:

Aromas de Guerrero: El ensamble  perfecto: 50% Cupreata y 50% Weber.

De mi tierra: El tradicional mezcal Espadin.

San Francisco World Spirits Competition le otorgó tres medallas: dos de plata para Nayaá, Agave Criollo, y Nayaá, Agave Cupreata, y una de oro para Nayaá, Agave Weber.

Desmitificación del mezcal para la empresa, existe un número importante de mitos que la gente da por buenos a la hora de degustar alguno, y éstos son sólo unos de ellos:

Horno de piedra vs. horno de mampostería.

Resiú Nayaá sabe que el horno de piedra produce bencenos, precursores de una cantidad considerable de enfermedades; por ello, implementaron la hidrólisis (vapor a presión) en sus procesos, ofreciendo como resultado un mezcal con todas las características de su auténtico agave, sin el sabor ahumado proveniente de la quema del agave.

La excelencia lleva tiempo. La fermentación de sus mezcales carece de aceleradores, retardantes y levaduras, pues consideran que siempre será mejor entregar un producto excelente, tarde lo que tarde.

Tahona automatizada. ¿Por qué esclavizar a un animal para que dé vueltas y ensucie el producto, si puede hacerse con un motor, sin que por eso deje de ser una elaboración artesanal?

Responsabilidad social

Resiú Nayaá siembra 100 hectáreas al año y ha implementado la agricultura por contrato,  ofreciendo a las familias trabajo a pago justo: se repartieron 250 mil agaves para ser sembrados por propietarios de tierras aledañas a la mezcalería, siendo cuidados y cosechados por ellos mismos.

Este modelo de negocio ha interesado al gobierno de Guerrero, que decidió dar prioridad al desarrollo de esta industria para el 2017, gracias a las oportunidades que tienen las familias.

Por lo anterior, México suma otro elemento a su lista de cosas por las que debemos estar orgullosos: Resiú Nayaá, auténtico mezcal mexicano para todo el mundo.